Siendo los mas rápidos en la prueba
En la Regularidad Sport, la primera plaza fue para Armando y Antonio Evelio
Pérez, y en Regularidad para los güimareros Pablo y Celeste Díaz
Lauren García voló con su Nova Proto NP01 en los 4.880 metros del trazado de la Subida al
Mirador de Güímar, parando el crono en la carrera uno en 2 ́10 ́ ́639, un tiempo que quedará
registrado como el nuevo récord absoluto de la prueba. El piloto de Arico tenía en mente
bajarlo en la carrera 2 y para ello pensaba pertrechar la Nova Proto con cubiertas nuevas.
Pero la rotura de motor de uno de los vehículos participantes, con pérdida de aceite sobre el
asfalto incluida, le hizo desistir de esta idea inicial y salir con neumáticos antiguos y sin asumir
riesgos innecesarios. Finalmente, fue el más rápido de la prueba y obtuvo una holgada victoria
en la Categoría 2 frente a su rival en esta ocasión, Sergio Febles (Osella PA30 Evo 2018).
En la Categoría 3 el único participante fue Javier Rodríguez, quien debió conformarse con su
tiempo de la primera carrera, pues en la segunda no pudo tomar la salida por la rotura de una
rótula de su Speed Car GT-R.
En la Categoría 1 (turismos), Roberto Negrín sorprendió a todos se apoderó del mejor crono
tanto en los entrenos oficiales como en las dos carreras celebradas. Con sólo dos subidas de
experiencia a los mandos de su Porsche 911 997 GT3, Negrín aprovechó para seguir ajustando
el set up del deportivo alemán, un coche gracias al cual inscribirá por primera vez su nombre
en el palmarés de la Subida al Mirador de Güímar.
Sergio Fuentes, que terminó en el puesto dos de la general a sólo 1,6 segundos del tiempo de
Negrín, se convirtió en el principal oponente de este; ya que, Carlos Hernández, contó con un
Porsche 911 991 GT3 algo restringido de potencia por un problema con una “palometa” del
motor. No obstante, subió al pódium como tercer clasificado.
Por la cuarta y quinta plaza hubo un duelo por ser el primer piloto güimarero clasificado. Una
batalla que se decidió en favor de Armando Díaz (BMW M3 E36), quien finalmente pudo
endosar algo más de dos segundos a su paisano Adrián Lugo (Seat León Supercopa MK2).
Por su parte, Abel Mesa (Mitsubishi Lancer Evo X), fue sexto y logró capturar unos
importantes puntos de cara a su clasificación del Campeonato Recalvi de Tenerife de
Montaña. Tras él acabó Ángel “Tito” Correa, que padeció algunos inconvenientes mecánicos
en el potente Citroën DS3 WRX durante la jornada.
REGULARIDAD SPORT
Armando y Antonio Evelio Pérez (VW Golf GTI MK I) hicieron valer su condición de líderes del
certamen tinerfeño de Regularidad Sport y se impusieron ante “Tin” Domínguez-Adahy
Expósito (BMW 320 E21), segundos, y Sandra Armeño-Alfredo Rapanelli (BMW 325i E30),
terceros.
En Regularidad, los mejores fueron los güimareros Pablo Díaz y su hija Celeste con su afinado
Hillman IMP. Subieron a lo más alto del pódium escoltados por Juan José y Miriam Hernández
(Toyota Starlet 1.3), y Cristina Brito-Eduardo Melián (Toyota Starlet EP71).
La 49a Subida al Mirador de Güímar “Trofeo Mofecea” fue valedera para el Campeonato
Recalvi de Montaña de Tenerife (Velocidad y Vehículos Históricos de Regularidad) y contó con
el soporte principal del Ayuntamiento de Güímar a través de sus concejalías de Deportes y
Fiestas, DXT Tenerife, Mofecea, MG Canarias, DicanDigital, RACE-RACT, JP Gestión Integral,
Junialcan, FullCargo Alquiler de Furgonetas, Lavados Manolo, Ferretería El Carretón, JJ Gómez
Chapa y Pintura, Taller Medina, y Calzados Cely, entre otros patrocinadores y colaboradores.
49a SUBIDA AL MIRADOR DE GÜÍMAR
Campeonato Interinsular de Montaña de
Tenerife (Velocidad y Regularidad Sport)

Back To Top